Temas Cerrar

“Salario emocional”: cuando el dinero cuenta, pero no lo es todo

05 de Noviembre de 2021

El equilibrio entre la vida personal y profesional es la clave para el aumento de la productividad de los colaboradores y el éxito de las empresas. Conoce en este artículo el concepto de “salario emocional”.

Cerca de 8 horas de tu día las pasas trabajando. En esas 8 horas convives con varias personas, tienes que administrar diferentes tipos de personalidades, lidiar con tareas más complicadas o incluso hasta aburridas, tienes que resolver problemas, lidiar con el estrés y a parte de todo esto tienes una vida personal que gestionar.

 

Si dejas de pensar en el dinero, en la parte económica, ¿qué queda de tu trabajo?

 

Este artículo es para ti que sientes que “no vistes la camiseta” en tu empresa. Este artículo es también para ti que lideras un equipo y buscas añadir valor a la vida de esas personas.

¿Qué es el salario emocional?

Utilizar exclusivamente salarios elevados como factor de atracción de talento forma parte del pasado. La idea de tener “un empleo para toda la vida” cambió, la sociedad cambió, la mano de obra ahora es más cualificada y la competitividad en el reclutamiento está en crecimiento. Atraer y retener talento es actualmente el mayor desafío para las empresas que tienen que reinventarse y buscar nuevas formas de reclutamiento.

 

Horario flexible, ambiente de trabajo agradable, oportunidades de crecimiento, reconocimiento por el trabajo realizado, cultura y valores alineados son solo algunos de los factores que forman parte de aquello que llamamos “salario emocional”.

 

Y ese no aparece en la nómina, que nada tiene que ver con remuneraciones financieras, pero que contribuye a la productividad, felicidad y bienestar de los trabajadores.

Los 10 factores utilizados para medir este salario

Para la medición del salario emocional, se consideran fundamentales 10 factores:

 

1 - Autonomía: libertad para administrar su trabajo, en el que el trabajador se siente respetado y que confían en sus competencias;

 

2- Creatividad: posibilidad de explorar, desarrollar y exprimirse de forma creativa en su trabajo incluso en profesiones consideradas “más serias”;

 

3 - Envolvimiento: experiencias agradables en el trabajo, momentos de diversión;

 

4 - Dominio de su función: oportunidad de adquirir conocimientos más profundos para dominar sus funciones y su trabajo para destacar;

 

5 - Desarrollo profesional: un plan de carrera pensado para la evolución del trabajador a medio y largo plazo;

 

6 - Sentimiento de pertenencia: tener conexión con el equipo, organización y compañeros. Ser reconocido, apreciado, valorado e identificado con el papel que desempeña en el sistema de trabajo.

 

7 - Dirección: La oportunidad de visualizar, crear y elegir un plan de carrera, junto con la capacidad de tomar y contribuir con decisiones que afectan a su carrera.

 

8 - Inspiración: momentos que inspiran, que dan nuevas perspectivas y nuevas formas de ver situaciones y personas (charlas motivacionales con invitados externos).

 

9 - Desarrollo personal: oportunidad para aprender de los errores, para ser más reflexivo y para aprender con el ambiente de trabajo algunas cualidades que nos vuelven mejores personas.

 

10 - Tener un propósito: sentir que su trabajo o función es importante en la empresa, que marca la diferencia.

 

En base a estos 10 factores considerados por Marisa Elizundia – creadora del “Emotional Salary Barometer” - puedes calcular tu salario emocional. En una primera etapa analiza los factores que influyen en el salario emocional e identifica los más importantes para ti en este momento. Después procura entender cómo los pone en práctica tu empresa.

Algunas ideas para promover el salario emocional en las empresas

  • Actividades de team building;
  • Celebración de fechas conmemorativas con actividades en el lugar de trabajo;
  • Flexibilidad de horarios y de la rutina organizacional;
  • Programas de formación libres;
  • Transparencia en relación a los objetivos de la empresa;
  • Comunicación interna fluida con facilidad de comunicación entre líderes y trabajadores;
  • Facilidad de equilibrio entre la vida personal y profesional;
  • Reconocimiento y feedback sobre el trabajo de los empleados;
  • Programas de ocio que alcancen también a las familias de los trabajadores;
  • Oportunidades para explorar talentos individuales.

 

» Lee también: ¿Cómo “cambiamos vidas, juntos”?

¿Te sientes feliz en tu trabajo?

Reflexiona: ¿nunca habías oído hablar del salario emocional? ¿No conoces el concepto de felicidad Interna Bruta? O, simplificando, ¿no reconoces el sentimiento de pertenencia dentro de tu empresa? ¿Sientes que eres solo “un trabajador más”? Debes saber que tal vez sea el momento de cambiar.

 

En Zome te sentirás más seguro, acompañado, con más confianza y vas a entender el valor real, aquel que no aparece en los contratos, pero sí en las palabras, en las actitudes y en las elecciones.

 

Descubre cómo puedes formar parte de esta comunidad, aquí.

El equilibrio entre la vida personal y profesional es la clave para el aumento de la productividad de los colaboradores y el éxito de las empresas. Conoce en este artículo el concepto de “salario emocional”.

05 de Noviembre de 2021
Autor:

Catarina Pinheiro

Content & Social Media Manager Zome
Compartir:
Publicaciones recientes
Newsletter
¡Suscríbase a nuestra newsletter!
Copyright Zome Portugal® 2019. Todos los derechos reservados.
Política de privacidad Términos y condiciones Resolución alternativa de litigios